INSTALACIONES ORIENTACIONES

Orientación de las Instalaciones para codornices

La orientación de las instalaciones coturnícolas debe reunir las mismas características conocidas en avicultura y encaminadas al máximo aprovechamiento de la luminosidad, se deben construir las instalaciones teniendo en cuenta el sentido de las corrientes de aire. Las codornices son muy sensibles a las corrientes de aire, estas pueden producirle algunas enfermedades respiratorias por tal motivo se deben tener cortinas en los laterales del galpón, siempre se debe buscar que el aire entre por la parte superior de los módulos o baterías, no que les entre directamente sobre ellas.

La orientación es uno de los puntos más importantes a tomar en consideración, ya que de ello dependerá la ventilación, humedad, concentración de anhídrido carbónico (producto del metabolismo), concentración de amoníaco y una buena iluminación.

Si tenemos en consideración la velocidad y dirección de los vientos, el eje longitudinal del galpón tiene que seguir la dirección del viento predominante; en climas medios la orientación se hará de Norte a Sur, mientras que a nivel del mar se hará de Este a Oeste. En el galpón se debe lograr una adecuada ventilación, pero evitando las corrientes de aire que originan las enfermedades respiratorias.
 El área circundante al galpón deberá estar rodeada de árboles para que exista un microclima que permita un adecuado cambio de aire, es decir, el reemplazo del aire vaciado por el aire fresco.
 La distancia mínima para que no haya vegetación es de 8 metros, para permitir una buena ventilación, pero sin crearse corrientes de aire que son muy perjudiciales para la salud de las aves. La buena ventilación de los galpones se refleja en el ahorro del alimento y contribuye a obtener una buena producción.

Sistemas de apertura y cierre de cortinas
En el dibujo pueden observarse los detalles de un sistema rápido de abertura o cierre de cortinas. Este sistema consta de un cable de acero de 4 mm sostenido en cada extremo del galpón por una roldana de fundición de 4 pulgadas.

En uno de los extremos del cable se coloca un contrapeso y en el otro una rnanivela (un simple rodillo con manija o bien con un sistema de multiplicación de fuerza mediante engranajes). Cada 1,80 m debe colocarse una roldanita o un gancho de hierro de 6 mm recubierto en la parte curva con una manguera plástica por donde pasan las cuerdas de poliéster que unen la cortina al cable de acero. A través del doblez que la cortina debe poseer en la parte superior se pasa un hierro de 8 mm o caño fino sobre el cual se atan las mencionadas cuerdas cuando la cortina está totalmente baja.

De este modo, al accionar la manivela, en pocos segundos puede cerrarse o abrirse todo el lateral de un galpón. Para sujetar la cortina y evitar que se rompa cuando hay viento conviene colocar tiras de contención cada 1,80 metros, ya sea en posición vertical o en forma de X.